La felicidad de recibir los ejemplares de tu traducción

22 de junio de 2015

Esta es mi penúltima traducción: La vida complicada de Léa Olivier, de Catherine Girard-Audet, una novela de la que ya os hablado en alguna ocasión y que hoy aprovecho para volver a recomendar por un par de razones: 1. me parece un libro PERFECTO para leer en verano porque es sencillo y muy entretenido, estupendo para preadolescentes con ganas de pasárselo bien y de desconectar al fin de las clases que ya mismo terminan; 2. porque la forma en la que está narrada la historia es muy interesante y actual: emails, conversaciones por skype y comentarios en un blog. 

Pero esta entrada no era para eso, era para comentaros que al fin he recibido mis ejemplares del libro y estoy supermegahiperfeliz. El mismo día en que salió a la venta me pasé por algunas librerías porque quería ver cómo había quedado, pero no lo encontré. Creo que me precipité un poco. No tuve que esperar mucho, la semana pasada llegó el paquete a mi casa y, como siempre me pasa en estos casos, me puse loca de contenta. Siempre me hace mucha ilusión recibir los ejemplares de mis traducciones, poder ver cómo han quedado, leer mi nombre en el libro. No obstante, este me hacía especial ilusión porque es el primer libro que traduzco del francés, que es mi primera lengua extranjera; los demás que he traducido son todos del inglés. Además, la historia me gustó mucho. El libro ha quedado genial, la edición está muy cuidada y yo estoy feliz de la vida. En estos días lo leeré de nuevo para recordar esta vida tan complicada que tiene Léa Olivier.

2 comentarios:

Skar28 dijo...

Wo! enhorabuena! ^^ la participación de un libro, así como la creación, tradición o ilustración, y ver que luego se edita, debe ser un gran orgullo, es como tu bebe, XD disfruta! Saludos! :D

Natalia Navarro dijo...

Muchas gracias :) Sí, para mí todas mis traducciones son mis bebés y me emociona mucho cuando me llegan a casa.