¡Vuelvo a la acción! Feliz año

12 de enero de 2018



¡Buenas y feliz año nuevo! Vale, ya estamos a mediados de enero, pero no he tenido la ocasión de desearlo  antes y no quería empezar de otro modo. Y pensaréis: ¿cómo tú por aquí? Lo sé, lo sé, llevo mucho sin dar señales de vida (por mi otro blog sí soy constante, si os apetece podéis leerme también allí), y la última vez que escribí fue tras un parón extenso y avisándoos de que volvería a desaparecer. Pero he vuelto, aquí estoy. Y es que retomar, de algún modo, este blog es uno de mis propósitos de año nuevo, aunque os confieso que no he adoptado aún un plan de acción. No obstante, había que empezar de alguna forma, ¿no?, y por eso escribo esta entrada a modo de nueva bienvenida, para avisaros de que voy a esforzarme por crear contenido de calidad para este espacio. No sé con qué frecuencia publicaré entradas, cuando creé el blog lo hice concibiendo una entrada por semana, más o menos, y no me parece mala idea, aunque es cierto que últimamente el trabajo me tiene absorbida y tengo la creatividad por los suelos. He echado un vistazo al contenido que he publicado y tengo que admitir que me gusta; ¡eh!, hacía un trabajo estupendo en este espacio, qué pena haber carecido de tiempo para continuarlo.

Os voy a contar lo que sí se me ha ocurrido que puedo compartir con vosotros: quiero hablaros de mis traducciones, por supuesto, de eso no había duda. La última de la que os hablé fue de Sigue soñando, Ámber, un libro muy simpático que recomiendo para los jovencitos de la casa, y ha llovido bastante desde entonces, así que tengo una buena lista de novelas que comentar por aquí. Por otra parte, quiero seguir enseñándoos diccionarios curiosos, yo tengo unos cuantos, y aquí solo he mostrado el visual. No quiero dejar atrás los temas de corrección, por lo que pensaré en nuevas ideas que sean interesantes. También me he dado cuenta, en este tour que he hecho por el blog, de que os hablé de un viaje que hice en el que conocí a un personaje literario, y se me ha ocurrido que os podía seguir hablado de eso, de viajes literarios que he hecho (y he hecho unos cuantos como buena friki que soy). Este último tema lo he tratado bastante en mi blog literario, pero, claro, los seguidores no tienen por qué ser los mismos en ambas webs, por lo que no veo inconveniente en abordar el tema, aunque intentaré tratarlo de otra forma para no repetirme.

Y bueno, creo que eso es todo por el momento. Seguiré barajando nuevos temas que tratar y os pido que, si tenéis sugerencias, las compartáis conmigo, ya sea dejando un comentario en esta entrada o escribiéndome un correo electrónico, porque ahora mismo estoy muy motivada y quiero crear contenido que os guste e interese.

Me despido, pero no sin antes comentaros que hace unas semanas hice algunas modificaciones en mi página web profesional. He cambiado un poco el diseño y la distribución, aunque os prometo que sigue siendo muy sencilla para que se pueda visitar sin problemas. Podéis echarle un vistazo haciendo clic aquí o en la imagen que os dejo a continuación. ¡Hasta pronto!


No hay comentarios: