¿Tengo que darme de alta en autónomos?

28 de septiembre de 2015

Imagen vista aquí

Hoy he encontrado un artículo en un periódico digital que seguro que va a resultar de mucho interés para los traductores que estén empezando su actividad profesional, que no tengan mucho volumen de trabajo o que tengan pensado dedicarse a esto profesionalmente. 

Uno de los aspectos que más dudas suscita y que más miedo nos da al empezar es pensar en todo el tema de autónomos, Hacienda, Seguridad social, etc. Cuando me encargaron mi primera traducción, no sabía muy bien qué tenía que hacer. Había leído en ACEtt que no en todos los casos era obligatorio darse de alta en autónomos, pero al ir a Hacienda a preguntar me dijeron que sí. Después de preguntar a mucha gente y a distintos traductores, fui a la Seguridad social a que me informaran. No sé si fue porque hablé con un amigo de mi hermana y me lo dijo en confianza o porque es lo que le dicen a todo el mundo, pero me informaron de que había dos casos que me excluían de tener que darme de alta: no practicar mi actividad profesional con habitualidad y no llegar al mínimo del salario. Podía (y tenía) que hacer facturas con mi DNI y, claro, al no llegar al mínimo, a la hora de hacer la declaración de la renta, Hacienda me iba a devolver todos el IRPF que me había retenido. 

Ese es mi caso, pero os voy a dejar el enlace a este artículo que os he mencionado. Ahí está todo muy bien explicado, con ejemplos y datos concretos. También menciona cuál es la cuota mensual de autónomos. Yo puedo añadir que, cuando yo estuve investigando sobre el tema, existían ayudas para menores de treinta años. Estoy casi segura de que sigue siendo así, así que si estáis valorando daros de alta en autónomos, buscad información sobre ello.

2 comentarios:

Marina García dijo...

Hola, Natalia. Pues estuve buscando información y entendí lo mismo que tú, que al no llegar al mínimo y ser una actividad esporádica, no era necesario darse de alta. En mi caso estuve informándome porque actualmente colaboro con algunas editoriales como lectora. Un post interesante. Un beso.

Natalia Navarro dijo...

Estos asuntos son siempre un lío, además de que todo es muy ambiguo: ¿habitualidad? ¿Qué se entiende por habitualidad? A mí me dijeron en la Seguridad social que eso era muy relativo.
Qué bien que estés colaborando como lectora ;)
Un beso